domingo, abril 01, 2007

Malvinas para los delincuentes*

En esta fecha tan particular, algunas reflexiones:

Contaba el gordo Lanata que en su viaje a las islas comprobó como, después de veinte años de impecable cuidado y mantenimiento por parte de los ingleses, la diplomacia argentina logró esta reivindicación: que los argentinos podamos cuidar a nuestros héroes, hacernos cargo del cementerio donde están enterrados los soldados argentinos caídos en batalla. Hoy el cementerio es un desastre, decía el gordo, las tumbas despintadas y los pastos crecidos. Ante tal desidia perece que, a partir del próximo año, los ingleses volverán a hacerse cargo.

Pregunta: ¿para qué mierda queremos las islas?, ¿para convertirlas en otro olvidado y descuidado municipio, como los del conurbano o los del interior? Por supuesto, los Kelpers no quieren saber nada del asunto, llevan varias generaciones viviendo ahí, con un nivel de vida mucho más parecido al del primer mundo que al nuestro. ¿Por qué van a querer mudarse de Londres a Cutralcó?.

El nombre Cutralcó no es en vano, tiene su significado:
Podría haber ejemplificado con nombres más bizarros (como Ezpeleta, José Mármol o Ardigó) pero Cutralcó es un caso paradigmático que muestra como los gobiernos entregan la soberanía por unas pocas monedas, dejando “en banda” a aquellos que dejaron la sangre en la tierra para conquistarla.

...Tantas guerras, tantas muertes, para que después venga Benneton y te compre el país a 7,5 u$s la hectárea...

Ejemplo: si tendríamos soberanía sobre las islas, en los noventas todos sus recursos (petróleo y pesca) se habrían privatizado...
-“igual seguiríamos siendo soberanos”, diría Doña Rosa.
Después, con los reajustes y las “reingenierías de sistemas” habrían dejado sin trabajo al 80% de la población, como pasó en Cutralcó cuando se privatizó YPF y toda esa gente salió a cortar la ruta...
-“Negros de mierda” dirá Doña Rosa, “por qué no dejan pasar a la gente decente que quiere ir a trabajar”.

No, seguramente los Kelpers no son ningunos boludos, nos conocen y no quieren tener que terminar “piqueteando” y esperando las limosnas del estado argentino.
Y la explotación de los recursos, ¿para qué la queremos? ¿Para que el ladrón de turno agarre una buena cometa a cambio de la más desventajosa –para nosotros- concesión?

Para finalizar, tres definiciones (según el orden de importancia que nos enseña la escuela) de la Real Enciclopedia Pomelo de la Academia Jamaico/Argentina (R.E.P.A.J.A.): DIOS, PATRIA, FAMILIA:
DIOS: no existe, es un invento para tenernos asustados y sujetos a una ley “infinitamente más inflexible que la terrena”.
PATRIA: una mierda en nombre de la cual los corruptos de turno disponen de nuestras vidas.
FAMILIA: no quiero ser valorativo en esto –cada cual que la evalúe según su experiencia- pero creo que sin duda está por encima de las dos categorías anteriores. Solo que los HdP siempre intentaron lavarnos la cabeza con eso de Dios y Patria (el rifle y el crucifijo) para que las madres no lloren cuando mandan sus hijos a morir.

¿Conclusión final?
No se, siempre que veo algún ex-combatiente me imagino lo duro que será pensar que la guerra y todos los traumas que generó fueron en vano.
No creo que quieran ni pensarlo, deben evitarlo, es muy triste, pero fue en vano.
Cualquier muerte es vana, no importa el fin que se persiga, pero sobre todos fueron vanas estas muertes, producto de una guerra absurda, inútil y caprichosa, solo ganable en la imaginación de un milico soberbio y borracho... y en la de un pueblo ignorante.

FIIIRRRMÉS!!!
PRESENTEN ARRR-MÁS.
DESCAAANSE.

Será hasta la próxima...

*El título tiene más que ver con una segunda línea de ideas, bastante más delirantes, que no incluyo por la extensión y por que veo no tienen nada que ver con esta parte del escrito... probablemente las cuelgue a la brevedad.

1 comentario:

Para el coleccionista de comentarios dijo...

A mi me da... como decirlo... verguenza, indignacion, miedo, escalofrios,... ehmmm, cosa... cuando pasan en esos informes conmemorando el 2 de Abril la imagen de la multitud en la Plaza de Mayo aplaudiendo a rabiar (y sin pensar demasiado) "las ideas" del gobernante de turno... Una imagen que se repite hasta el dia de hoy...

Pastorcita